Un año más y coincidiendo con el Día Internacional de la Danza, el grupo de Coros y Danzas de Yecla debería haber entregado el premio Fandango de Yecla, que cada año concede a una persona o institución que se haya distinguido por trabajar en pro del folclore y que haya reconocido la belleza de nuestra danza más preciada, el Fandango de Yecla.

Este año 2020 el distinguido con este premio ha sido D. Manuel Fernández Delgado-Cerdá. Manuel, vinculado a Yecla por sus lazos familiares, ha sido y es toda una institución dentro de Murcia. Pregonero de su Semana Santa en 2015, ha sido director del Museo Ramón Gaya y del Festival de Folklore en el Mediterráneo (decano de los festivales españoles). Un hombre vinculado durante toda su vida al mundo del arte y que siempre se ha mostrado como admirador de nuestro Fandango y del grupo de Coros y Danzas de Yecla.

En el pasado mes de marzo de 2019 fue el encargado, durante el acto de entrega de la Medalla de Oro de Yecla, de presentar la labor de nuestro grupo. Suyas son las palabras ‘con este grupo la elegancia ha pisado el escenario del Mediterráneo’ y suya es la frase con la que durante ese acto definió nuestro Fandango: ‘Es el cantar de los cantares, el bailar de los bailares’.

D. Manuel Fernández Delgado pasa a formar parte de esa ilustre lista de distinguidos con el premio Fandango de Yecla en la que podemos encontrar nombres como la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción, D. José Serrano Jiménez, D. Alberto Castillo Baños o las hermanas Pilar y Mari Cruz Azorín Palafox, hijas del insigne jotero Pedro Azorín.